Marketing Político y Electoral: Los 7 errores más comunes

by José Luis Pérez junio 14, 2018
marketing politico y electoral

Los errores más comunes en las campañas electorales

Competir en una carrera electoral es difícil, ni hablemos de ganarla… La política es un mundo en sí misma, y ​​muchos candidatos primerizos se encuentran en la dificultad de navegar por las aguas difíciles de una campaña electoral. Por supuesto, cada político exitoso fue una vez un candidato por primera vez, y muchos de ellos cometieron errores de novatos y sobrevivieron para contarlo. Los errores son parte del juego, pero en marketing político y electoral cuantos menos hagas, mejor será tu futuro político.

A continuación te enumero los 7 errores más que cometen los candidatos sin experiencia en campañas electorales

1. El Candidato como Gerente de Campaña

Muchos, muchos, nuevos candidatos cometen el error de tratar de ser el estratega del marketing político y electoral, el administrador de la campaña y el candidato al mismo tiempo ¡Eso es imposible!

El trabajo del candidato es dar la mano, besar bebés, lo que podríamos conocer como decir “el mensaje” de la campaña, y por supuesto recaudar dinero. El gerente de la campaña (y los consultores, si los hay) son responsables de la estrategia y las operaciones diarias. Claro, el candidato debe ayudar a formular la estrategia general de la campaña, pero él o ella NO pueden jugar el papel del candidato y tratar de manejar la esencia de la estrategia de la campaña y las operaciones al mismo tiempo.

Encuentra a alguien de confianza para administrar tu campaña y deja que la persona haga su trabajo.

2. Es demasiado temprano para comenzar

¡Nunca es demasiado temprano para comenzar! Muchos candidatos primerizos recelan de comenzar sus campañas demasiado temprano, y tratan de esperar hasta unos pocos meses antes de las elecciones para comenzar a hacer campaña en serio.

Si bien hay algunas actividades que no querrás comenzar hasta cerca de las elecciones, nunca es demasiado temprano para comenzar a hacer campaña, especialmente cuando desafías a un candidato que está en el poder.

3. El partido se asegurará de que yo gane

No confíes en la estructura del partido (ya sea la parte nacional, estatal, del condado o local) para asegurarte de ganar tu campaña electoral. Tu éxito está en tus manos. Si el partido político llega con dinero o ayuda, genial… es la guinda del pastel. Sin embargo, no puede confiar en recibir esa ayuda. Asegúrate de que tu campaña asuma la responsabilidad de tu propio éxito. Recuerde, si pierdes, te quedarás sin trabajo, pero el partido aún tendrá su trabajo.

Cuente con tu propio equipo para asegurarte de que ganes.

4. ¡Sólo necesito $5,000 para mi campaña!

La mayoría de los candidatos, por primera vez o no, subestiman cuánto dinero se necesitará para ganar su elección. Habla con políticos veteranos en tu área o con un asesor calificado para ver cuánto se necesitará para ganar, y siempre agrega un poco más a tu meta de recaudación de fondos “por si acaso”.

5. Mi oponente será un objetivo fácil

No cometas el error de subestimar a tu oponente. Si estás desafiando a un candidato que está en el poder, entonces puedes estar seguro de que él tendrá un reconocimiento (branding) más alto que tú, y lo más probable es que le exceda durante la campaña.

Si estás compitiendo por un asiento abierto, no pienses que tu oponente se dará la vuelta y te dejará ganar. Incluso si parece que sólo te enfrentas a la oposición “simbólica”, asegúrate de correr la carrera como si tu oponente estuviera en cabeza en las encuestas, es la única forma de garantizar que no pasarás el día después de las elecciones diciendo: ” Ojalá lo hubiéramos intentado más duro “.

6. No necesito ayuda profesional en marketing político y electoral

Los candidatos a menudo evitan la ayuda política profesional para el asesoramiento de familiares y amigos, incluso si esa gente no tiene experiencia política. Este es casi el mayor problema de los consultores en marketing digital para políticos y elecciones. Ya sabes que las cosas no van a ir bien si escuchas al candidato decir: “eso que lo haga sobrino (o cualquier joven de su familia) que se la pasa metido en Facebook…”

No subestimes el valor del asesoramiento político de un consultor en marketing político y electoral, o la ayuda que un político calificado con experiencia puede brindarte cuando es contratado para el tu campaña. Incluso las campañas más locales han comenzado a utilizar consultores en marketing digital para ayudarlos a ganar. Hablar sobre la importancia al día de hoy del marketing digital en las campañas electorales creo que no es necesario en este post.

7. No hay manera de que pueda ganar

Aunque no es tan frecuente como “No hay forma de que yo pueda perder”, hay un buen número de candidatos que compiten todos los años pensando: “No hay forma de que yo pueda ganar”. Mi consejo es que si entras en una campaña electoral con la sensación de que la campaña es una causa perdida, vas a perder.

Tu modo de pensar se convierte en una profecía autocumplida. No te postules para un cargo a menos que estés compitiendo para ganar. Claro, debes ser realista acerca de cuán dura será la campaña, pero no corras con la idea de que probablemente perderás, porque si lo haces, probablemente lo harás.

Rating:
[Total:7    Promedio:4.9/5]
Social Shares